Exposición Triangulum

A 2.3 millones de años luz se encuentra Triangulum, una pequeña constelación del norte formada por sus tres estrellas más brillantes que, a su vez, forman un triángulo isósceles. Aparece en la cosmogonía de la antigüedad cuando el Dios Hermes, ante el poco brillo de la constelación de Aries, colocó a su lado varias estrellas a las que dio la forma de la letra delta Δ, como primera letra del genitivo Zeus (Διός), el padre de los dioses y de los hombres, quien creó la totalidad del Universo, por medio del polígono, y ordenó a los seres existentes conciliándolos en forma y número.

En la geometría de la naturaleza, nuevamente, aparece el triángulo como clave de la sección áurea, que representa el equilibrio de las proporciones.

Por su parte, Platón expresa la imposibilidad de combinar dos cosas sin una tercera. Desde la perspectiva antropológica busca recuperar la parte “perdida” del ser mediante un proceso evolutivo que restablezca la fuerza triangulada y completar, así, la perfecta armonía.

El triángulo ha sido utilizado por las culturas ancestrales como símbolo de sabiduría humana; el artista, al encargarse de mimetizar aquello que ve en la naturaleza, crea e inspira su forma infinita en sus obras.

Al igual que la constelación moderna, nada acontece en nuestras vidas si las diversas líneas y elementos no están conectadas entre sí de alguna forma.

Curaduría por Ananda Watanabe